HICIMOS LA LUZ ... Y PERDIMOS LA NOCHE: EFECTOS BIOLOGICOS DE LA LUZ

9788481028133

SANCHEZ BARCELO, EMILIO

PVP: 25,00 €

Ficha técnica

AutorSANCHEZ BARCELO, EMILIO
Dimensiones23,0x17,0x2,0 cms
Edición1
EditorialPUBLICACIONES DE LA UNIVERSIDAD DE CANTABRIA
EncuadernaciónN/D
Páginas316
Fecha Publicación19/10/2017

Más

�Fue nuestro cuerpo dise�ado para un mundo que ya no existe? Durante millones de a�os hemos habitado un planeta en el que la luz durante el d�a y la oscuridad durante la noche se alternaban de manera inmutable. Al principio el fuego y, mas adelante, artilugios de iluminaci�n basados en la combusti�n de grasas, keroseno, o gas, fueron capaces de alterar m�nimamente la oscuridad nocturna (se trataba de luz, como la lunar, de muy baja intensidad, y sin efectos biol�gicos). Sin embargo, desde hace alrededor de cien a�os, apenas �un milisegundo! en la historia de la humanidad, con generalizaci�n de las fuentes de luz el�ctrica de alta intensidad, �hemos perdido la oscuridad natural de la noche! Hemos generado un nuevo contaminante ambiental. Hablamos ya de ""poluci�n luminosa"". �Puede, la luz nocturna, tener alg�n efecto sobre nuestra salud? �Puede, por ejemplo, aumentar el riesgo de padecer c�ncer, acelerar el envejecimiento, favorecer la obesidad o influir sobre el desarrollo de algunas patolog�as? �Por qu� pensamos que puede ser as�? Todos los seres vivos disponemos de un reloj biol�gico que, en nuestro caso, est� situado en el cerebro. Es como un microprocesador que controla la ritmicidad de todas nuestras funciones fisiol�gicas, para adecuarlas anticipadamente a las necesidades previsibles para cada momento del d�a y de la noche. Este reloj siempre ha estado controlado por la luz solar, la �nica fuente natural de luz de alta intensidad. Sin embargo, ahora, con la luz artificial nocturna �confundimos� al reloj biol�gico, envi�ndole se�ales ""an�malas"" que lo desajustan, provocando algo que denominamos �cronodisrupci�n�. De esta manera, alteramos la programaci�n de las funciones fisiol�gicas, con la posibles consecuencias anteriormente enumeradas. En este libro trataremos de estos asuntos, as� como de los aspectos positivos (no todo es malo) de la luz artificial, relacionados con la salud.